Una manivela torno es un tipo de mecanismo muy similar al de una polea. De hecho, estructuralmente puede parecer lo mismo, salvo que su uso puede ser muy variado.

En la publicación de hoy te vamos a contar qué es una manivela torno, en qué consiste y qué esconde su mecanismo.

Antes de adentrarnos en profundidad en lo que se refiere a la manivela torno queremos dejarte a mano esta publicación acerca de las poleas de transmisión, de modo que, debido a sus similitudes, vayamos comentando. De ese modo estarás en el contexto adecuado a la hora de explicar este tipo de mecanismos de transmisión

¿Qué es una manivela torno y en qué consiste?

Pues bien, para ir entrando en materia hay que tener en cuenta que la manivela torno es un elemento compuesto por una manivela y un torno, obviamente.

Vamos a explicar ambas partes por separado y luego veremos cómo lograr que la puesta en común de estos elementos puede ayudar en múltiples tareas.

Torno

No podemos decir que el torno sea la parte más importante de la manivela torno, puesto que se trata de un binomio en el que no se entiende una parte sin la otra.

Así pues, el torno es un tipo de máquina o mecanismo simple que suele utilizarse para desplazar y mover grandes cantidades de peso sin ejercer una gran fuerza. 

De ahí su familiaridad con la polea, aunque el torno realiza su actividad de manera horizontal.

Sobre las poleas puedes aprender conceptos básicos con un poco más de profundidad en nuestra publicación de tipos de poleas.

Su forma más primitiva es bastante sencilla, pues el torno colocado de manera horizontal está unido a un eje. Sobre el mismo se anida la cuerda o elemento que ayudará al desplazamiento, encargado de dar o recoger distancia según se necesite.

En un extremo podemos encontrar el otro elemento en cuestión, la manivela, sobre el que vamos a hablar a continuación.

Manivela

La manivela se encuentra en los extremos del torno, pasando por el centro del mismo, y es el punto de conexión entre el elemento encargado de realizar el movimiento circular que desarrollará la fuerza para lograr el desplazamiento deseado.

Durante este proceso de movimiento la cuerda se va enrollando, lo que se traduce como el correcto funcionamiento del mecanismo de manivela y torno.

Mecanismo de manivela torno

Pues tal como hemos mencionado anteriormente, el mecanismo de manivela torno se lleva a cabo gracias a aunar estos dos componentes de manera que trabajen como uno solo.

Mientras el torno se encarga de contener la manivela que le cruza de manera horizontal por su interior, también es la que se encarga de contener toda la cuerda o correa que se utiliza para dar y recoger distancia.

Podríamos decir que el torno trabaja como un contenedor o carrete, mientras que con la manivela se logra el movimiento en sí gracias a la fuerza ejercida sobre la misma.

Esto ofrece la ventaja de realizar un movimiento de una carga muy pesada con poco esfuerzo, al igual que ocurre en un sistema de poleas.