Las poleas de transmisión engloban a los muchos y variados tipos de poleas con las que contamos en el mercado. Desde las simples, las compuestas o móviles, los polipastos hasta la polea trapecial todas ellas forman una parte fundamental de las transmisiones. 

A la hora de hacer referencia a las poleas de transmisión, hacemos mención a aquel tipo de polea también conocida bajo el nombre de polea motor.

Este tipo de polea se encarga de transmitir su energía y la potencia que genera mediante su correa o hacia otra polea que se encuentra a una distancia de separación establecida.

A fin de cuentas, la intención de una polea es facilitar todas aquellas tareas que requieran de una fuerza para realizar un movimiento. En este caso las poleas destinadas a las transmisiones son de las más efectivas.

Esto se debe a que su diseño está especialmente pensado para poder llevar a cabo este tipo de tareas de la manera más cómoda y eficaz posible sin tener que suponer la implicación de otros factores que requieran de un mayor costo o recursos.

Polea trapecial, polea para transmisiones

Un tipo de poleas que predomina en este conjunto de carruchas es el de la polea trapecial, sobre la que hemos hecho mención arriba y de la que tenemos en nuestro blog información en específico en la publicación que tiene su nombre, polea trapecial.

Partes de la polea

Por otro lado, nunca está de más recordar, de manera breve, las partes de una polea para entender mejor cómo debe ser y qué debe cumplir una polea en general, y por supuesto, una polea de transmisión.

Cuerpo

El cuerpo tiene es de forma cilíndrica o muy parecida a un disco. El cuerpo suele tener agujeros en su composición para así reducir el peso en las poleas.

Cubo

El cubo es la parte central del cuerpo, dispone de un agujero donde se le coloca un eje en el centro para hacer que la polea se mantenga fija.

Estructura

La estructura, como su propio nombre indica, es la zona en la que se aloja el cuerpo. Suele venir provista en muchas ocasiones de una especie de gancho para así poder anclarla en una pared o cualquier tipo de superficie similar, ya sea un techo o lugar cuyo sitio sea óptimo para su anclaje.

Canal

El canal es la parte con forma de carril por la que se pasa y se hace rodar la cuerda de la polea.

Transmisión por poleas

La transmisión por poleas se lleva a cabo gracias a las poleas de transmisión dentadas, un tipo de poleas,también conocidas como poleas sincrónicas, cuya función principal se basa en trasladar la fuerza realizada a un sistema de transmisión que a su vez está también constituido por distintos elementos como pueden ser cadenas o correas, piñones o engranajes.

Gracias a este tipo de sistema de engranajes dentados las poleas de este tipo de polea permiten asegurar su función de transmisión constante ya que se reducen las posibilidades de deslizamiento en la polea.

En SADI Transmisiones somos especialistas en ofrecer todo tipo de recursos para transmisiones para que puedas llevar a cabo con total tranquilidad el desempeño normal de tu negocio.