¿En alguna ocasión te has planteado cómo funciona el mecanismo de una escalera mecánica?

Cómo funciona, qué partes la componen y qué elementos cotidianos que puedes llegar a conocer se utilizan para configurar este tipo de mecanismo de transporte.

Aunque parezca una obviedad, la escalera mecánica fue una idea que pasó por muchas manos hasta llegar al concepto que tenemos ahora en mente: 

Una especie de escalinata con peldaños muy cuadriculados y moderadamente inclinada que nos permite subir y bajar.

Lo más frecuente es verlas en grandes almacenes, donde su función se agradece, ya que facilita enormemente el transporte del carrito de supermercado. ¿Te imaginas tener que subir por empinadas rampas con toda la compra? Sería una locura.

Además, por cómo están diseñadas las escaleras mecánicas, bloquean las ruedas del carrito de la compra, de modo que no se mueva ni un ápice. ¿Y sabías que las ruedas están compuestas de rodamientos? Nosotros te contamos todo lo que necesitas saber al respecto de este sistema de montaje en nuestra publicación acerca de cojinetes y rodamientos.

Pero vayamos al quid de la cuestión, ¿cómo funciona una escalera mecánica y qué partes la componen?

Partes de la escalera mecánica

De tipos de escalera mecánica hay varios, pero el más conocido, o el que se utiliza con mayor frecuencia es el tipo J. Este nombre “curioso” es porque la forma de la escalera mecánica más común tiene forma de j.

Se divide en:

Parte superior

La parte superior está compuesta por una serie de elementos o conjuntos que cumplen las funciones de proporcionar el correcto funcionamiento de toda la cinta en la que van los peldaños. Los vemos rápidamente.

Panel de control

El panel de control, como su propio nombre indica, se encarga de controlar, pero, ¿qué controla? Pues bien, gestiona el funcionamiento de la escalera mediante las opciones de arranque y parada, además de proporcionar la energía necesaria para que todo el sistema funcione.

Unidad motriz

La unidad motriz es la que proporciona la fuerza mecánica necesaria para llevar a cabo el desplazamiento.

Cadena de transmisión

Esta es una de nuestras partes favoritas, además de ser de las más importantes, la cadena de transmisión se encarga de, toda la energía que manda el panel de control a la unidad motriz redirigirla a través de sí misma hacia el elemento motriz, la rueda dentada.

Ruedas dentadas

Las ruedas dentadas son un elemento clave en este proceso, puesto que son las encargadas de impulsar los peldaños. 

Paneles de control podemos encontrar dos, uno en la parte superior y otro en la parte inferior de la escalera, mientras que en la parte superior las ruedas dentadas llevan el movimiento de los peldaños, en la parte inferior los hacen cambiar de dirección.

En muchas ocasiones vemos que los pasamanos de las mismas escaleras también realizan un movimiento, esto es debido a que en la parte central de la escalera hay un sistema o mecanismo denominado caja, en este se encuentra un panel de control que, entre otras cosas, contiene unidades motrices para los peldaños, una cadena de transmisión para la propia barandilla y otros componentes.

A destacar en la parte de los peldaños, tenemos también una rueda dentada que va unida a la cadena que ancla los peldaños, con tal de conseguir ese distinguido movimiento en el que se “esconden” en la parte final y vuelven a salir por el principio de escalera, dando a los peldaños la sensación de que se van generando y ganando altura.

Como puedes ver, en SADI nos apasiona lo que hacemos, por eso te hemos querido enseñar una función más de los elementos que trabajamos en nuestro sector, ayudando a que el día a día de todas las personas sea más fácil.