Si nos encontramos en la tesitura de cómo reparar un motor de arranque es probable que no sepamos muy bien qué pasos realizar o a qué acciones dar prioridad.

Lo primero que se debe hacer es intentar girar el piñón con un movimiento suave, este no debe presentar atascamiento. Si por el contrario nos topamos con alguna resistencia, dureza en el movimiento o una especie de atascamiento esto puede deberse a algún problema interno.

El siguiente paso a tener en cuenta es comprobar que al ejercer presión sobre el piñón este no se mueve o apenas emite desplazamiento. Si por el contrario se desplaza tendríamos un problema que se traduciría en que este elemento no entra con la fuerza necesaria contra la corona dentada.

El tercer paso para observar si tenemos alguna falla de tipo visible o audible es conectarlo con dos fuentes de corriente, una positiva y otra negativa. Para hacer la prueba con electricidad conectamos los elementos conductores con el solenoide del dispositivo. Si vemos que efectúa movimiento y se enciende ha pasado la prueba.

Posteriormente, el siguiente paso a seguir con tal de reparar un motor de arranque cuando todas las anteriores opciones no nos han dado el resultado deseado debemos desmontarlo. 

Aunque parezca una obviedad, nos debemos asegurar que el aparato dispone de todas sus piezas y que ninguna se ha perdido o roto debido al deterioro.

Partes del motor de arranque

Una vez abierto, y teniendo las partes del motor de arranque visibles, debemos saber identificarlas. Las partes o elementos que configuran el motor son diversos y los mencionamos en esta tabla:

Armadura Carbones Embrague Pieza polar Resorte de
las escobillas
Bobinas
de sujeción
Conmutador Escobillas Piñón Resorte de
retorno
Bobinas
de tracción
Cubierta del
conmutador
Flecha de la
armadura
Placa de
contacto
Solenoide
terminal
Brida de
impulsión
Cubierta del
embrague
Inductores Placa de
freno
Tornillo del
terminal
Brida de
retención
Cubierta general Palanca de
cambios
Resorte de
acoplamiento
Vástago

Causas de avería en el motor de arranque

Conociendo las partes, ahora se podemos ver algunas de las causas de avería en el motor de arranque que provocan que comience a fallar o no funcione como debería.

El motor de arranque no está girando al accionar el interruptor de arranque del encendido

Esto se puede deber a que la batería se ha desgastado, el alternador está averiado, los contactos del interruptor están sucios o demasiado gastados, el interruptor no funciona o el cable encargado de las conexiones ha tenido algún problema. Lo correcto sería revisar estos 3 puntos ya sea cambiándolos o separándolos.

El motor de arranque no gira correctamente

En estos casos también puede deberse a que la batería está fallando, las escobillas se atascan o están desgastadas, suciedad o avería dentro del colector o tenemos alguna pieza en las bobinas, o la propia bobina, tiene algún tipo de desperfecto.

Se recomienda, una vez más, revisar que la batería esté cargada y funcione correctamente, limpiar las partes relacionadas o cambiarlas por nuevas en caso de que siga sin funcionar correctamente. 

El motor gira errático o no gira

Esto suele deberse principalmente a problemas con el piñón y la corona, en estos casos, alguna de las dos piezas suele estar dañada. Lo mejor es cambiarla por una nueva.