Si has llegado hasta aquí es porque quieres saber qué significa transmisión automática y eso es lo que vamos a tratar de resolver con nuestra publicación, enseñarte qué es y qué usos tienen los distintos tipos de transmisiones automáticas.

Una transmisión automática, o también conocida bajo el nombre de caja automática, es  una caja de cambio de marchas característica de los de automóviles u otro tipo de vehículos que puede encargarse de realizar por sí misma la relación de cambio de marchas o recorridos de manera automática a medida que el vehículo se desplace y lo requiere.

Este tipo de cambios o transmisiones son un gran alivio en muchos casos, puesto que mediante la aplicación de éstos se permite liberar al conductor de la tarea de cambiar de marcha manualmente. Actualmente hay muchos automóviles que disponen de un cambio de marchas automático gracias a sistemas inteligentes que facilitan así la conducción.

Algo parecido a este tipo de mecanismos o dispositivos, aunque de mayor envergadura, por supuesto, son también utilizados en vehículos como las locomotoras diésel y máquinas de obras públicas.

Tipos de transmisiones automáticas

Contamos tres tipos de transmisiones, automáticas, éstas son: la tradicional, la hidráulica o la CVT o transmisión variable continua

Transmisión automática tradicional

La transmisión automática tradicional es aquella que encontramos acoplada al motor a través de un convertidor hidráulico o en su defecto de una turbina y la de doble embrague.

Ambos tipos de transmisiones permiten efectuar los cambios de marchas o velocidades sin que se requiera la intervención del conductor.

Transmisión automática hidráulica 

El funcionamiento de este tipo de transmisiones automáticas hidráulicas o electrónicas, se basa en utilizar los distintos datos del vehículo como pueden ser la posición del acelerador, la velocidad a la que va el vehículo, así como las revoluciones por minuto del motor.

Transmisión automática variable continua

Este tercer tipo de transmisión automática es conocido como transmisión variable continua o CVT.

Esta transmisión no hace uso de engranajes sino que está conformada por un sistema de correas y poleas que entre ellas se encargan de hacer un número infinito de cambios, respondiendo así a los distintos parámetros de aceleración, velocidad y revoluciones por minuto del motor.

Como nota, el tipo predominante de transmisión automática más utilizada es la que funciona de manera hidráulica, usando un acoplamiento fluido o convertidor de par y un conjunto de engranajes planetarios que se encargan de proporcionar una multiplicación del par.

El convertidor de par consta de una bomba (la cual es la encargada de lanzar el aceite hidráulico) y de una turbina (que se encarga de recibir el aceite). 

En este proceso la bomba se encarga de lanzar el fluido con una determinada fuerza y es la turbina quien recibe de la bomba gran parte de la fuerza mecánica del mismo, alrededor de un 90%, siendo ese porcentaje incluso del 100% cuando el convertidor dispone de un embrague de convertidor o puenteo hidromecánico.

Sadi transmisiones, expertos en transmisiones de movimiento

En Sadi Transmisiones somos expertos en elementos de fabricación de transmisiones de movimiento y disponemos de todos los básicos que necesitas para llevar a cabo tanto una buena preparación como reparación de tu maquinaria, ya sean correas, poleas, piñones o acoplamientos.