En el sector industrial y de las transmisiones de movimiento se ha popularizado el uso de varios elementos mecánicos, como es el caso del que os vamos a hablar hoy, el acoplamiento elástico o también conocido bajo el nombre de acoplamiento flexible.

La principal función del acoplamiento elástico es la de transmitir el par de un eje a otro. En este proceso absorbe y amortigua las irregularidades del par, encargándose de desplazar los regímenes críticos. Además, acepta los posibles desniveles y diferencias entre los ejes.

A diferencia de uno rígido o fijo que suele provocar tensiones que derivan en un mal funcionamiento, lo que se traduce en que comienzan a aparecer vibraciones mientras trabajan, generan fatiga en los componentes y por consiguiente conducen a una posible ruptura del sistema.

Otra de las ventajas que aportan los acoplamientos elásticos es que tolera el hecho de trabajar con las posibles irregularidades que nos encontremos en el chasis. Esto es capaz de eliminar las tensiones que surjan al suprimir el factor de contar con un acoplamiento rígido.

Su uso permite realizar una construcción más ligera, con mayor rango de tolerancia, lo que se traduce en labores mayores y por lo tanto un mejor rendimiento económico.

En definitiva. si se cuenta con una serie de máquinas cuya instalación está acoplada sobre distintos sobre soportes elásticos, el acoplamiento elástico es una necesidad más que absolutamente. 

Un punto más a destacar, y a tener en cuenta, es que este tipo de acoplamientos elásticos no tiene juego, de modo que no da lugar a fricción y no requiere ningún tipo de material o sustancia engrasante para trabajar, lo que hace que su labor sea silenciosa.

Cálculo del acoplamiento elástico

Para poder conocer si realmente necesitas este tipo de acoplamientos, puedes echar mano de este cálculo. 

Teniendo en cuenta que el acoplamiento flexible puede ser angular, torsional, axial, paralelo o una combinación de cualquiera de ellos, la fórmula para poder calcular el acoplamiento elástico es la siguiente:

Velocidad en rpm

Potencia / par a transmitir

Tipo de máquina

Frecuencia de arranque y paro

Horas de trabajo diarias

Tipos de acoplamientos elásticos

Algunos de los tipos de acoplamientos elásticos más comunes que podemos encontrar en el mercado, ya sea por su frecuente uso o porque son los que mejor responden a las necesidades del sector son: de composite, de rodillos de caucho, o layrub entre otros.

Acoplamiento elástico de composite

  • Vibración cero
  • Resistencia a la torsión
  • No se necesita mantenimiento
  • Diseño compacto
  • Vida útil más prolongada
  • Atenuar vibraciones y golpes 
  • Diseño extraíble
  • Fácil instalación

Acoplamiento elástico de rodillo de caucho

  • Unión elástica de los ejes por rodillos de caucho
  • Altamente robusto
  • Admite desvíos angulares de hasta los 2 grados
  • Control del alineamiento de los ejes
  • Permite un desvío entre centros de 0,5 a 1 mm
  • Desacoplamiento fácil y rápido

Acoplamiento elástico Layrub

  • Doce bloques estándar
  • Baja a media potencia
  • Hasta límites de par de 64 kNm
  • Alta capacidad de adaptación a cualquier aplicación
  • Se pueden hacer diseños a medida, según las características que exija cualquier aplicación
  • Opera bien a baja rigidez la torsión y una buena amortiguación

especialmente adecuado para el control de vibración y torsión