Antes de comenzar a profundizar en el tema los tipos de correa cabe destacar que siempre nos referiremos a las correas entendiendolas como elementos de transmisión. Si te interesa, te contamos más acerca de los distintos tipos de mecanismos de transmisión que puedes encontrar en el mundo del sector industrial en una entrada anterior de nuestra blog llamada mecanismos de transmisión.

Así pues, teniendo constancia de que las correas son un elemento transmisor de fuerza para lograr un movimiento es necesario saber que de tipos de correas tenemos dos clasificaciones distintas muy características y consolidadas como pueden ser, las correas de tipo plano y las correas trapezoidales. A estas dos se les suman las que denominamos correas multipista o estriada.

Tipos de correas de transmisión

Por si te interesa, en nuestro blog, también encontrarás una entrada en la que hablamos de la polea trapecial ó polea trapezoidal.

Correas planas

Las correas planas son aquel tipo de correas que podríamos considerar como las correas madre y son un referente en el sector. Algo así como cuando se inventó la rueda, algo que repercute en el uso y el mecanismo actual de nuestros días.

Fueron el primer tipo de correas que aparecieron y su recorrido era en forma rectangular, es decir, de punta a punta hasta girar en su extremo, una especie de carrete alargado. 

Si bien es cierto que hoy en día ha perdido todo tipo de presencia debido a que la correa trapezoidal es capaz de asumir su función con total solvencia además de tener la capacidad de ser más polivalente, como hemos dicho sigue siendo referencia para el desarrollo de este tipo de mecanismos.

Correas trapezoidales 

Solo por el nombre ya nos podemos hacer una idea de en qué se diferencian de las correas planas. Su sección transversal, circuito que realiza la correa propiamente dicha, tiene forma de trapecio

La ventaja principal de este formato en la correa es que permite acrecentar la fuerza de la fricción que hay entre la propia correa y las poleas que intervienen.

Correas multipista o estriada

Este tipo de correas multipista o estriada recibe su nombre al hecho de que su goma permite el paso por las poleas tanto por la parte de la cara estriada, es decir, la encargada de realizar el trabajo, como por la parte inversa. Permiten la posibilidad de realizar un montaje de un tensor automático y en el sector automóvil e industrial pueden trabajar a la vez con un alternador, bomba de agua o compresor de aire acondicionado.

Este tipo de correas están comenzando a sustituir las actuales correas trapezoidales.

Tipos de correas trapezoidales

Como hemos visto la correa trapezoidal es la actual reina de las correas, pero sí que es cierto que tenemos alternativas gracias a los distintos tipos de correas trapezoidales a las que optamos, como es el caso de las correas trapezoidales dentadas.

Las correas trapezoidales dentadas se benefician del mismo sistema que su nombre propiamente indica, salvo que, al contar con una especie de dientes o sierritas, obtienen un mejor ajuste de agarre en distintos tipos de radios de poleas menores.